Busqueda semantica -Introducción-

La búsqueda semántica se ha descrito en diversas formas, en este momento se denotará como una manera de extraer información oportuna de una gran cantidad de datos existentes en la WEB.

En muchas ocasiones nos hemos encontrado con usuarios que navegan con intención de obtener información para su vida cotidiana así como para documentar procesos laborales, sin embargo, cuando entran a los motores de búsqueda los resultados no son los esperados, por lo que regularmente nos viene a la cabeza el dicho: “Busco, busco, pero no me busco”; esto significa que la información que necesita el usuario existe pero no se encuentra segmentada adecuadamente.

La mayoría de los buscadores de información ya han iniciado la incorporación de algunos algoritmos necesarios en la recolección de datos segmentados bajo los criterios de la búsqueda semántica donde radica su importancia como ante sala de la Web 3.0. Quizás aún estemos lejos de tener una Web Semántica, donde existan elementos tan ricos en información, que cuando pusiéramos en un buscador las palabras como por ejemplo “autor Octavio Paz” los resultados deberían de tratar sobre los escritos donde está definido como autor y no los que hablen sobre él.

¿Cómo podemos hacer uso de éstas nuevos algoritmos en los buscadores? Lo primero que se debe considerar es utilizar un lenguaje más natural enriqueciendo nuestros documentos con más sinónimos, ya que la búsqueda semántica nos agrupa las palabras con el mismo origen y genera un peso más acertado para encontrar lo que se necesita.

Adicionalmente es indispensable apoyarse de las herramientas tecnológicas que se tienen a nuestro alcance. Una forma de realizarlo es mediante la utilización de microformatos(1) los cuales no afectan el contenido del documento y permiten que los buscadores ofrezcan resultados más concisos. Los microformatos permiten la representación de eventos, información de contacto, relaciones sociales, direcciones, ubicaciones (coordenadas), etc.;

Cuando se realicen enlaces a otros documentos en Internet (archivos, imágenes, etc.), es indispensable ser más explícitos en cómo escribe la referencia; por ejemplo, es algo común leer sitios web donde para desplegar más información en una reseña de un evento solo tenemos una instrucción con un enlace que dice: “Dé clic aquí” sin que le dé al lector o usuario más pistas sobre lo que pasará al dar clic.

Unos cuantos cambios sutiles en nuestros documentos publicados en Internet, permiten enriquecer la experiencia de nuestros lectores y mejorar el posicionamiento entre los buscadores lo cual se puede reflejar en el aumento de las visitas a nuestro sitio web. Podemos concluir que un uso adecuado de la búsqueda semántica es indispensable para posicionarnos adecuadamente en la mayoría de los buscadores más utilizados en la época.

1Un microformato (a veces abreviado con μF o uF) es una forma simple de agregar significado semántico a un contenido legible por el humano y que para la máquina es sólo texto plano.